12-02-2017 | Dermoconsejera | Piel , Nutrición

Beneficios de la Vitamina A para tu piel

La vitamina A es un nutriente que cuyo beneficio más visible se concentra en la piel. La conocemos por múltiples nombres como ácido retinoico, retinoles, vitamina antirexeoltálmica, biosterol o betacarotenos. Sin embargo la vitamina A es un alcohol poli.

Veamos las más importantes: El retinol es la forma principal de vitamina A en las dietas y se encuentra únicamente en productos animales. Los carotenos y derivados, actúan como provitaminas o precursores de la vitamina A, que existen en muchas sustancias vegetales. Y entonces… qué es el tan nombrado ácido retinoico? Se trata de la forma activa del retinol en la piel y regula la queratogénesis que es el proceso de generación de la capa córnea de la piel.

¿Qué alimentos contienen vitamina A?

La vitamina A es un nutriente de origen animal. Se encuentra en su forma completa en aceites de origen animal, en la mantequilla, yema del huevo, leche y carne (sobre todo hígado) y algunos pescados.

Sin embargo los carotenos (y beta-carotenos) se encuentran en vegetales de hoja verde oscuro, como las espinacas, lechuga y repollo y en algunas hortalizas como la calabaza, zanahorias y el maíz amarillo. Siempre teniendo en cuenta que una considerable cantidad de caroteno se pierde cuando estos alimentos se secan al sol, por tanto se recomienda consumirlos de forma fresca. De todos modos, no podemos aseverar que la cantidad recomendada por la OMS de vitamina A (750 μg de retinol por día para adultos) se pueda conseguir “sólo” consumiendo vegetales (carotenos) porque la conversión a retinol no es eficaz.

Y una cosa más de los beta-carotenos (precursor de la vitamina A), hay que tener en cuenta que no se acumula, es decir, el organismo sólo absorbe la cantidad que necesita y el resto la desecha. Por tanto es importante saberlo cuando planifiquemos nuestra dieta. Sólo la vitamina A en su estructura final se puede acumular en el hígado.

Beneficios de la Vitamania A para la piel

  • Antiarrugas: Lo que más funciona contra el efecto más visible del envejecimiento, las temidas arrugas, son los retinoides. Es frecuente encontrarlo en forma de gel o sérum.
  • Firmeza: El ácido retinoico (forma activa del retinol en la piel) regula la queratogénesis y esto es necesario para mantener la piel siempre tersa, fresca y húmeda. El déficit de vitamina A puede producir piel seca, pruriginosa o cabello seco. A nivel sistémico puede producir cualquiera de los siguientes síntomas: ceguera nocturna, ojos inflamados, secos y menor resistencia a las infecciones.
  • Pigmentación: La vitamina A es el elemento que probablemente más contribuya a mantener la piel sana y ayudar al bronceado natural, ya que favorece el desarrollo de pigmentos en la piel.
  • Antiacneico: La es un fármaco derivado del ácido retinoico (vitamina A) que tiene un gran efecto sobre el quístico o severo. Su forma original interviene en la regulación del sebo.
  • Antioxidante: Los beta-carotenos tienen actividad antioxidante, es decir, que protegen al organismo frente a la enfermedad y el envejecimiento impidiendo la acción de los llamados radicales libres que son compuestos que lesionan las células cutáneas. Pueden incluirse en algunos tratamientos de forma concentrada.
  • Cicatrización: La vitamina A favorece la cicatrización y la suavidad de nuestra piel, regulando el metabolismo de la regeneración celular de la capa córnea.

autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.

Suscripción a MartiDerm

Te estás suscribiendo a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades de MartiDerm.

EMAIL