01-03-2019 | Dermoconsejera | Piel

Atención: puede que NO te estés desmaquillando correctamente... ¡Y NO LO SEPAS!

Este no es un mensaje para las perezosas que se desmaquillan regular. Es un mensaje para tod@s aquell@s que se toman su tiempo para limpiarse e hidratarse la piel cada noche. PUEDE ser (y dejamos claro el condicional) que no lo estéis haciendo todo lo bien que pensáis.

Como la mayoría ya sabemos, la limpieza es una parte tan o más importante que el tratamiento posterior. La grasa, el maquillaje y la polución entre otros son causantes de muchos de los problemas que con los tratamientos intentamos luego evitar o minimizar. La conclusión es clara: da tanta importancia a la limpieza como a la hidratación.

Y más de noche: la piel debe respirar, recuperarse y regenerarse. Y es durante la noche cuando todo nuestro organismo realiza esa función. Además, una higiene correcta ayuda a potenciar el tratamiento posterior.

 

Paso 1: Empieza por ojos y labios

Uno de los errores que con más frecuencia se cometen es no desmaquillar los ojos antes que el resto del rostro y no utilizar un producto específico para ello (en el caso de que te maquilles mucho los ojos o utilices un waterproof). Además de limpiarse mejor, la piel del contorno se irrita menos. Debes aplicar el producto con un algodón y masajear suavemente sin presionar demasiado.

Paso 2: Sigue con el resto del rostro

Después puedes aplicar el Aceite Micelar Limpiador de MartiDerm (si tienes la piel seca) o nuestra Solución Micelar Limpiadora (si es normal o mixta) que elimina todo el maquillaje y los restos que hayan podido quedar en ojos y labios.

Si prefieres una sensación jabonosa también puedes usar el Gel Micelar Limpiador:

en este caso procura utilizar agua tibia y después sécate la cara dando pequeños toques pero sin frotar. La piel ligeramente húmeda es también más receptiva a un tratamiento posterior. La toalla también es importante: te recomendamos que utilices toallas pequeñas, blancas preferiblemente, y que la cambies cada día. Y por supuesto, que solo las uses tú.

Paso 3: Hidratación

Para finalizar, puedes aplicar una crema hidratante específica para tu piel. Te recomendamos, por ejemplo, GF Vital-Age Night Cream que gracias a sus factores de crecimiento estimula la renovación celular, aportando firmeza y elasticidad.

Paso 4: Una vez por semana

Una vez por semana mímate con una exfoliante y después, con una mascarilla. Nuestra Exfoliante Facial tiene una triple acción: limpiadora, seborreguladora y antibacteriana. Después, dependiendo de tu tipo de piel, escoge Hidro Mask o Pure Mask.

Paso 5: ¡A dormir!

Dormir bien, a pierna suelta, soñar y disfrutar de ese momento es también parte de nuestro tratamiento de belleza. Eso y dormirse con una sonrisa.

Buenas noches y feliz #SmartAging


autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.