23-04-2019 | Dermoconsejera | Deporte

Ir o no ir al gym... esa es la cuestión

“Quiero ir al gimnasio. -Pero no me apetece.”, “He pagado medio año. -Pero me duele todo.”, “Estoy blando@. -Pero tampoco tanto.”, ... ¿Te suena? Seguramente sí; es el diálogo interior que muchas veces tenemos a la hora de ir al gym.

La pereza, el cansancio, un plan improvisado, ... lo cierto es que existen multitud de motivos para dejar de hacer deporte. Pero también es cierto que, si los superas, lo que te costará luego es saltarte tu gym, tu yoga o tu running. ¿Quieres saber cómo?

  • Elige el deporte o los ejercicios que mejor se adecúen a ti. Por ejemplo, desde hace unos años está de moda el running. Pero tal vez a ti te aburre o tienes molestias en las rodillas. Tal vez a tus amig@s les encanta el spinning. Pero a ti eso de pedalear sin moverte del sitio tampoco te motiva. ¿Y el yoga? Busca, prueba, descubre. Se trata de que te siente bien y sobre todo... ¡que lo hagas!
  • Crea tu propia rutina. Si mantenemos un horario fijo (Y CÓMODO) para llevar a cabo nuestro entrenamiento, conseguiremos que el deporte se convierta en un hábito y no en una obligación.
  • Proponte una meta. Este es uno de los puntos clave para no abandonar. Cada uno tiene su meta personal: alcanzar un peso ideal, conseguir una postura de yoga, eliminar la celulitis, correr un kilómetro más rápido, dormir mejor, ...
  • La música es lo más parecido a un entrenador personal. Una buena playlist puede convertirse en tu mejor aliada a la hora de entrenar. Sobre todo si corres. Un buen truco es fraccionar la salida por canciones y luego, por tramos de 10 minutos. Existen muchas listas de música dedicadas al entrenamiento deportivo. ¡Solo tienes que encontrar la tuya!
  • “Es que sol@ me da pereza.” Quedar con un amig@ para entrenar suele ser un método seguro para no faltar a tu entrenamiento, pues al tener un compromiso resulta mucho más difícil decir que no.
  • Paciencia. Dependiendo del objetivo, a veces los resultados tardan en llegar. Solo la constancia te acercará más rápido a ellos.

Y por último, un consejo made 100% in MartiDerm: durante tu práctica piensa en la ducha purificante, relajante y maravillosa que te darás después. Una ducha seguida de una hidratación completa. Te sentirás flotar.

Utiliza nuestra Hidra-Firming Loción Corporal y aprovecha para darte un buen masaje. Solo por este momento querrás al día siguiente volver a hacer ejercicio.

Esa es la clave del estilo de vida #SmartAging; combinar una vida sana con una vida placentera. Después de todo estamos aquí para encontrarnos bien y ser felices, ¿no crees?


autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.

Suscripción a MartiDerm

Te estás suscribiendo a nuestra newsletter para estar al día de todas las novedades de MartiDerm.

EMAIL