10-11-2017 | Dermoconsejera | Cuidados de la piel

Ritual de belleza para madres primerizas

Desde el preciso momento en el que te conviertes en madre, tu vida pasa a estar conectada para siempre a esa personita que te llenará de alegría y amor infinito, pero también de noches sin dormir y días de lactar. Cuando tienes un bebé, te das cuentas de que el tiempo es el bien más preciado. Recuerdas las horas que te pasabas delante del espejo cuidándote y ves que ahora no dispones de más de cinco minutos. ¡Pero, tranquila, te traemos estos consejos para que no abandones tu ritual de belleza y cuidado diario! Solo has de adaptarlo un poco para ahorrar tiempo.

  1. Tu tribu: tu red de amigos y familia son tu tribu. Di que sí a toda la ayuda que te quieran y puedan ofrecer. Al principio el bebé demandará de ti las 24 horas y tendrás que darle todo el amor y tiempo del mundo, pero algunos ratitos al día son necesarios para tus momentos de desconexión y privacidad.
  2. Sal a pasear: la energía del sol y el aire fresco os beneficiarán a ambos. Los paseos y la vida al aire libre tranquilizan y relajan al bebé, además de fortalecer el sistema inmunológico y favorecer el crecimiento, ya que el sol (no directo) ayuda a sintetizar la vitamina D, que es la encargada de fijar el calcio a los huesos.

*Durante el invierno, es mejor salir de paseo en las horas centrales del día, y en los meses de verano, por las mañanas y al atardecer, cuando el sol calienta menos y el aire es más fresco.

  1. Practica ejercicio: busca actividades que puedas compartir con tu bebé, como el yoga, la natación, salir a caminar a paso ligero, danza, running o bici con bebés (con carritos o bicicletas adaptadas para ello). Esto te ayudará a eliminar toxinas y a tonificar tus músculos.
  2. Descubre los productos 2 en 1: no dispones del mismo tiempo que antes, así que utiliza productos que posean más de una función, como por ejemplo la solución Micelar 3 en 1, que limpia, elimina impurezas, refresca, hidrata la piel y no necesita aclarado. Otra opción es tratar tu piel mientras duermes con las Ampollas Night Renew, que tienen un efecto de renovación celular, reafirmante y reestructurante, y no te quitarán tiempo.
  3. Mientras preparas su baño, aplícate una mascarilla para una limpieza e hidratación profundas. Retírate la mascarilla cuando vayas a poner al bebe en la ducha.
  4. Hazte un recogido cómodo y bonito que te permita no preocuparte del cabello en unos días. Ahora están muy de moda las trenzas y, si tú sola no te apañas, siempre puedes acudir a tu peluquería habitual.
  5. Busca una hora para ti: el tiempo para uno mismo es esencial, para relajarse y evadirse por un rato del mundo. Sal a pasear, de compras, a tomar un café con las amigas. El propósito es reconectar con una misma.

Ser mamá es muy bonito, pero no has de olvidarte de ti. Dedícate tu tiempo.


autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.