17-11-2017 | Dermoconsejera | Cuidados de la piel

Andropausia, cuidado de la piel masculina

Ahora que el invierno ya se acerca, es muy importante cuidar la piel. En esta época del año la piel se deshidrata y tiende a verse más seca y más sensible. Los cuidados de la piel son más importantes a medida que esta envejece, porque su capacidad de regeneración es menor.

Cabe destacar el efecto no tan conocido de la edad en la piel de los hombres. A partir de la cuarentena, el organismo masculino puede estar padeciendo un proceso denominado andropausia. Esta etapa de la vida del hombre se define por ser algo muy similar al concepto de menopausia masculina.

¿Qué es la andropausia?

La andropausia, también denominada déficit androgénico asociado con la edad, es el conjunto de síntomas relacionados con la disminución de la secreción de testosterona en el hombre. Este proceso puede iniciarse a partir de los 45 años de edad.

Aunque puede tener similitudes con la menopausia, es cierto, hay diferencias como que no les ocurre a todos los hombres y que aparece muchas veces de forma repentina, a partir de los 40 años.

Para determinar y confirmar su diagnóstico, los especialistas se basan en las determinaciones de testosterona total o en la testosterona biodisponible. Sin embargo, cabe reseñar que su disminución progresiva se trata de un proceso fisiológico. Por ello, se estima que la testosterona total disminuye un 1 % al año a partir de los 30 años de edad.

¿Qué síntomas produce en la piel masculina?

Existen múltiples síntomas que se relacionan con la andropausia, como la disminución de la libido, las alteraciones de la erección, la tendencia al aumento de peso, los trastornos del estado de ánimo (depresión, irritabilidad), la fatiga y la osteoporosis.

En cuanto a la piel, los andrógenos (testosterona) participan en el crecimiento de las glándulas sebáceas y la producción de sebo e inducen el crecimiento de los folículos pilosos en áreas específicas (barba, axilas y pubis). Sin embargo, en zonas de cabello se asocian a la fase anágena de caída del pelo y la calvicie. Además, participan activamente en la modulación del grosor de la dermis, responsable de la regeneración celular de la piel.

Por tanto, la disminución de la producción de testosterona hace que aparezcan más arrugas y flacidez. Al disminuir el sebo, la piel tiende a ser más seca.

Aunque existe mucha controversia sobre el efecto de los andrógenos sobre la calvicie, es importante recordar que la herencia genética determina su evolución, si bien es cierto que de forma generalizada el vello corporal disminuye por el efecto de la reducción de testosterona. 

Cuidados para la piel en invierno

Los individuos afectos de un déficit androgénico tendrán una predisposición mayor a la descamación y a presentar lesiones por sensibilidad. Las recomendaciones para el cuidado de la piel que te proponemos son:

  • Limpia e hidrata: la piel tiende de forma muy importante hacia la sequedad. Utiliza geles y jabones líquidos en forma de emulsiones para que protejan la piel creando una película en su superficie. Esto es muy importante, sobre todo durante el invierno, porque el frío o el viento pueden debilitar la función barrera de la piel.
  • Nutre: la nutrición de la piel para fomentar su regeneración es fundamental para que recupere fuerza y tono. Los antioxidantes como la vitamina C y E durante el día o los retinoides durante la noche ayudarán en este sentido.
  • Cuídate: en esta época del año, ingerir la suficiente agua es fundamental para ayudar a la hidratación cutánea. Es muy importante aplicar productos emolientes corporales, sobre todo en las manos y los pies.

autor
DermoconsejeraExperta en cuidados de la piel

Twitter

Facebook

Esta página Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información visitando nuestra Politica de Cookies.